3 abr. 2014

LA EXPANSIÓN DEL CRISTIANISMO POR EL IMPERIO ROMANO

Durante los siglos I y II, el cristianismo se extendió por el Imperio Romano. Al principio había muchos cristianos entre las clases menos favorecidas, los esclavos, los artesanos y los comerciantes. En los siglos II y III ya se encuentran ya entre las clases más privilegiadas: las familias patricias y el ejército, de modo que hay cristianos en todos los estamentos sociales.

Predicadores cristianos difunden el Kerigma, sobre todo en las ciudades más grandes. Allí había muchas personas de orígenes diferentes y un ambiente de diversidad religiosa que favorecía la predicación. Kerigma es una palabra de origen griego que significa "proclamación". Es el contenido sustancial de la Buena Nueva de salvación: la muerte y resurrección de Cristo. Es el fundamento de la fe cristiana, que se predica a los no creyentes.

Para los ciudadanos del Imperio Romano, el cristianismo significó una novedad, como también lo eran las religiones que venían de Persia, Egipto o Siria , los misterios helenísticos... La gran diferencia entre el cristianismo y estas religiones era que animaba a una conversión, a un cambio de vida radical a los que querían adherirse al mismo según las exigencias de la predicación de Jesús.

La expansión del cristianismo se produjo por factores personales de los hombres y mujeres que se sintieron transformados por la presencia cercana y salvadora de Dios por medio de su Hijo, Jesucristo. Pero también por factores sociales propios de la sociedad grecorromana.

Factores de la sociedad grecorromana que facilitaron la difusión del cristianismo

Búsqueda religiosa: En las ciudades griegas y helenísticas de la zona oriental del imperio, las primeras a las que llegó el cristianismo, proliferaban los cultos mistéricos, que respondían a una inquietud y búsqueda religiosa. Esto favoreció en gran medida la búsqueda de la fe cristiana .

La difusión del cristianismo se agilizó
gracias a las calzadas romanas
Cohesión cultural: El Imperio disponía de una base cultural común: el helenismo, difundida en una lengua también común, el griego. El cristianismo se difundió principalmente griego, aunque también se usaba el latín, sobre todo en las ciudades de Occidente.

Red de comunicaciones:  El Imperio Romano se encontraba perfectamente comunicado por caminos empedrados o calzadas. La facilidad para las comunicaciones hizo posible la rapidez en la predicación del Evangelio, sobre todo en ciudades portuarias, cercanas a las grandes vías de comunicación.

Factores de la sociedad grecorromana que dificultaron la difusión del cristianismo

- La religión oficial romana se practicaba sólo en las ceremonias públicas, en una serie de ritos aparentes, como el culto al emperador, mientras que los cristianos vivían su fe con tanta consecuencia que incluso daban la vida por ella.

- Era una sociedad injusta y con marcadas desigualdades sociales (esclavitud, discriminación de la mujer, olvido de los pobres y los niños...). En cambio, el cristianismo hablaba de libertad e igualdad de todas las personas ante Dios.

- Aquella sociedad estaba marcada por la crueldad y el desprecio por la vida humana, el afán de lujo y de dinero..., y por eso chocaba con la moral cristiana, basada en el respeto por la vida, la honradez, la sencillez, la solidaridad...


El cristianismo se hizo presente de una manera más rápida en la mitad oriental del Imperio, mientras que en la zona occidental la difusión fue más lenta.

El cristiano, un vecino diferente

Para un habitante de la Roma del siglo II tener vecinos cristianos era algo desconcertante ya que el cristianismo implicaba una forma de vida alternativa. No rendían culto divino al emperador, por eso les llamaban ateos. Tampoco iban al teatro, dedicado a los dioses y a las liturgias paganas; no solían acudir al circo, porque abundaba la violencia. Ni abandonaban a sus niños recién nacidos, a pesar de que era un hábito común y aceptado socialmente. Pero lo que les parecía más extraño era que amos y esclavos se tratasen de tu a tu, fuesen hermanos de la misma iglesia y celebrasen como iguales la eucaristía.

Mapa de la expansión del cristianismo por el Imperio Romano

LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...