2 abr. 2013

PROFECÍAS DE FÁTIMA Y MÁS. LA CLAVE DE BALBÍN




Programa emitido en el año 1.990. Debate sobre las profecías de Fátima y otras, tras la caída, reciente entonces, del comunismo en Rusia. Se debate en torno diversas cuestiones de índole sobrenatural.

Participan:

Gustavo Bueno: Profesor y filósofo
Alejando Martinez Sierra: Sacerdote jesuita., mariólogo.
Lidia Falcón: Abogada y escritora.
Jean Charles de Fontbrune: Especialista en Nostradamus.
Monseñor Serafim de Sousa Ferreira Silva: Obispo de Leiria-Fátima en aquellas fechas.
Gonzalo Fernandez de la Mora: Escritor, filosofo y exministro de obras publicas.


Aparición de la Virgen en Fátima


La Virgen de Fátima es una advocación mariana (alusión mística relativa a apariciones, dones o atributos de la Virgen María) del catolicismo que se venera en Fátima (Portugal). La Virgen María se apareció presuntamente a tres niños pastores en Fátima, el día 13 de seis meses consecutivos, comenzando en el 13 de mayo, día consagrado a la Virgen de Fátima (con la excepción del 13 de agosto, mes en que no hubo aparición sino hasta el día 19).

Los tres misterios de Fátima son tres secretos que, según la tradición católica, la Virgen de Fátima habría confiado a tres pastores portugueses en forma de profecía. Dos de los secretos se revelaron en 1941, en un documento escrito por Lucía para ayudar con la canonización de sus primos, mientras el tercero debía quedarse en secreto. El texto del tercer secreto fue revelado por el papa Juan Pablo II, en el 2000.

La Tercera Profecía


Debido a la larga demora para revelar el tercer misterio, existen numerosas y variadas teorías que han circulado en la Iglesia y fuera de ella. Algunas proclaman que habla de la guerra nuclear, la deposición del papa, el asesinato de un papa, o del reemplazo de un legítimo papa por un impostor. Finalmente, durante una visita a Portugal para la beatificación de los videntes Francisco y Jacinta (Lucía estaba todavía viva), el papa Juan Pablo II anunció por medio de su Secretario de Estado, el cardenal Angelo Sodano, que había decidido hacer público el texto del Tercer Misterio. 

Unos pocos meses más tarde, el texto fue dado a conocer por el Vaticano, junto con una discusión del significado del texto:

"Después de las dos partes que ya he expuesto, hemos visto al lado izquierdo de Nuestra Señora un poco más en lo alto a un Ángel con una espada de fuego en la mano izquierda; centelleando emitía llamas que parecía iban a incendiar el mundo; pero se apagaban al contacto con el esplendor que Nuestra Señora irradiaba con su mano derecha dirigida hacia él; el Ángel señalando la tierra con su mano derecha, dijo con fuerte voz: ¡Penitencia, Penitencia, Penitencia! Y vimos en una inmensa luz qué es Dios: « algo semejante a como se ven las personas en un espejo cuando pasan ante él » a un Obispo vestido de Blanco « hemos tenido el presentimiento de que fuera el Santo Padre ». También a otros Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas subir una montaña empinada, en cuya cumbre había una gran Cruz de maderos toscos como si fueran de alcornoque con la corteza; el Santo Padre, antes de llegar a ella, atravesó una gran ciudad en medio de ruinas y un poco tembloroso con paso vacilante, apesadumbrado de dolor y pena, rezando por las almas de los cadáveres que encontraba por el camino; llegado a la cima del monte, postrado de rodillas a los pies de la gran Cruz fue muerto por un grupo de soldados que le dispararon varios tiros de arma de fuego y flechas; y del mismo modo murieron unos tras otros los Obispos sacerdotes, religiosos y religiosas y diversas personas seglares, hombres y mujeres de diversas clases y posiciones. Bajo los dos brazos de la Cruz había dos Ángeles cada uno de ellos con una jarra de cristal en la mano, en las cuales recogían la sangre de los Mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios."


Especulaciones sobre el Tercer Misterio

En 1984 el entonces cardenal Joseph Ratzinger (papa emérito Benedicto XVI) dijo que el Tercer Misterio pertenecía a "... los peligros que amenazan la fe y la vida del cristiano, y por lo tanto del mundo. Y entonces la importancia de los Novísimos (rama de la teología que trata de lo que sucede tras la muerte, también llamado escatología).

El obispo de Fátima, Cosme do Amaral, dijo en 1984: "Su contenido concierne sólo a nuestra fe. Para identificar el Tercer Misterio con anuncios catastróficos o con un holocausto nuclear deberá deformar el significado del mensaje. La pérdida de la fe de un continente es peor que la aniquilación de una nación; y es verdad que esa fe disminuye continuamente en Europa."

El cardenal Mario Ciappi, teólogo papal bajo Pablo VI y Juan Pablo II escribió: "En el Tercer Secreto se predice, entre otras cosas, que la gran apostasía en la Iglesia empezará en lo alto."

El papa Juan Pablo II contó en 1980 que sus antecesores no revelaron el secreto "por no alentar el poder del mundo comunista a hacer ciertos movimientos". Criticó a las personas que desearon conocer el misterio sólo por mera curiosidad y sensacionalismo. Tomando un rosario concluyó: "Aquí está el remedio contra este mal. Ore, ore, y no pida nada más."

El 11 de mayo de 2010, Benedicto XVI dijo, al viajar en avión a Portugal para una visita pastoral, que los sufrimientos actuales de la Iglesia por los abusos sexuales contra niños cometidos por sacerdotes forman parte de los que anunció el Tercer secreto de Fátima.

LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...