11 dic. 2012

NATURALEZA DEL ESPÍRITU SANTO

En la teología cristiana, el Espíritu Santo, mencionado en la Biblia también como Espíritu de Dios, Espíritu de verdad o Paráclito es la acción o presencia de Dios, Del griego parakleton: "aquel que es invocado", y del latín Spiritus Sanctus "Espíritu Santo"). En la teología judía, es mencionado como Ruaj Hakodesh, el "aliento de Dios" o "Espíritu de Dios".

El vocablo "espíritu" se traduce del griego pneuma y el hebreo ruaj. Aunque ruaj y pneuma también significan "aire". Aire y espíritu aparecían relacionadas en el griego y el hebreo antiguos. Existen dos grandes clases de teologías sobre el Espíritu Santo: las que resaltan el aspecto aire y la que resaltan el aspecto espíritu.

La expresión Espíritu Santo se refiere a una compleja noción relacionada con el estudio de Dios (teología) con  la que describe una "realidad espiritual" suprema.  Interpretaciones:

Modalismo y Unitarismo

Según las interpretaciones modalistas, estrictamente monoteistas, el Espíritu Santo es una fuerza o cualidad divina al modo de la sabiduría, la belleza, el amor o la bondad. El unitarismo defiende la estricta unidad de Dios, y aunque tiene diferencias teológicas con el modalismo, comparte la visión de un Espíritu Santo impersonal que actúa siendo el Poder o Fuerza Activa de Dios. En cualquier caso, ambas corrientes comparten la visión de que el Espíritu Santo no es "algo" sino alguien.

Arrianismo


Los arrianistas mantenían que Jesús era hijo de Dios, pero no Dios mismo, el Espíritu Santo es una entidad espiritual o naturaleza angélica (ser inmaterial o espiritual cuyos deberes son asistir y servir a Dios) de carácter excelso, muy cercana a la divinidad, pero diferente a ella por su condición de criatura.

Triteísmo


El triteismo, que sostiene un politeísmo de tres dioses el Espíritu Santo es otro Dios, quizá de carácter inferior al Dios principal, pero que comparte con él la cualidad de ser increado.

Trinitarismo


Para el trinitarismo, Dios es un ser único que existe simultáneamente como tres personas distintas o hipóstasis) consideran al Espíritu Santo como una persona divina, noción con la que se asume la divinidad del Espíritu Santo, manteniendo, sin embargo, la cualidad de Ser Único del principio divino. Esta es la doctrina del cristianismo católico, del cristianismo ortodoxo y de algunas corrientes protestantes.

En esta corriente se distingue entre procedencia del Padre y procedencia del Hijo, cuestión conocida como cláusula filioque que es disputa entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa por la inclusión en el Credo (fórmula fija que resume los artículos esenciales de la religión cristiana e implica una sanción de la autoridad eclesiástica) del término latino filioque que significa: "y del Hijo". La Iglesia de Oriente dice: el Espíritu Santo "procede del Padre". En la forma Occidental se añaden las palabras: "y del Hijo" (en latín: filioque). La Iglesia Oriental considera que esto es una herejía.

Entradas relacionadas:

NOMBRES Y CARACTERÍSTICAS DEL ESPÍRITU SANTO
DONES Y CUALIDADES DEL ESPÍRITU SANTO
EL ESPÍRITU SANTO COMO INSPIRADOR DE LA BIBLIA
EL ESPÍRITU SANTO COMO POTENCIA O FUERZA


LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...