22 dic. 2012

HIPERBÓREA Y EL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES


Hubo expediciones de los héroes al Jardín de las Hespérides en busca de las manzanas de oro, o del vellocino de oro. La sede de las Hespérides coincide, en el mito, con la posición polar hipebórea. De hecho está situada al lado de Atlas, el gigante que lleva a cuestas el eje en torno al cual gira el cielo estrellado, custodiado por las constelaciones de la Osa.

Hércules se dirige al país de las Hespérides y por su condición de inmortal le es permitido el acceso. El héroe debe luchar contra un genio de las aguas (Nereo o Tritón), y debe derrotarlo para lograr que le sea revelado el recorrido.

Hércules trata de encontrar el misterioso jardín donde las ninfas Hespérides, hijas de la Noche, custodiaban árboles con frutos de oro. Hércules debía llevar algunos de estos frutos a Euristeo, para quien realizó los 12 trabajos siendo este el undécimo, por lo que vagó por el mundo en busca del jardín, sin resultados, hasta que una ninfa le dijo que sólo el viejo dios marino Nereo conocía el camino para llegar a él. Aunque el dios se convirtiera en león, luego en serpiente, y finalmente en fuego para huir del héroe, éste consiguió encadenarlo para obtener de él las indicaciones precisas para encontrar el jardín, el cual se encontraba en el lugar donde el gigante Atlas purgaba el castigo de sostener la bóveda celeste sobre sus hombros. Hércules se presentó y se ofreció a ocupar su lugar por un tiempo determinado, a cambio de que fuese a buscar para él las manzanas de oro. Atlas aceptó la propuesta, y finalmente lo consiguió.

Según las indicaciones de Prometeo, el país de los Hiperbóreos está situado detrás de los mitológicos montes Rifeos (situados al norte y nevados) y el acceso está defendido por una región donde sopla el viento del Norte. Al lado de los Hiperbóreos vive feliz una población, los Gabeos, que de la tierra reciben espontáneamente el alimento. Posiblemente sean éstos los héroes de los que hablaba Hesíodo.

La serpiente Ladón es el Guardián del jardín, que vigila dia y noche, habiendo sido puesta por Hera, la celosa y vengativa diosa de las mujeres, para custodiar el árbol de las manzanas de oro. Según algunas versiones, Hércules mata a la serpiente. En el mito del nacimiento de Hércules, es la propia Hera quien se sienta a la puerta, retrasando el parto de Heracles hasta que su protegido, Euristeo, nace primero.

Entradas relacionadas:

HIPERBÓREA Y LA EDAD DE ORO

LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...