9 dic. 2012

CREACIÓN DEL HOMBRE EN EL GÉNESIS


Introducción

Adán y Eva, según las creencias judía, cristiana y musulmana fueron los primeros seres humanos (hombre y mujer) que poblaron la Tierra. Fueron hechos por Dios (Yahweh en el judaísmo y Alá en el islam) en el sexto día de la creación.

Génesis (del griego "nacimiento, creación, origen", en hebreo, "generación", aunque se utiliza como título Bereshit, "en el principio".

El Génesis es el primer libro de la Torá ("La Ley" o Pentateuco, conjunto formado por los cinco primeros libros de la Biblia, que la tradición atribuye al patriarca hebreo Moisés) y también el primer libro del Tanaj, la biblia hebrea (conocida por los cristianos como el Antiguo Testamento). La biblia es el conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo.

En los primeros capítulos del Génesis se describen la creación del mundo, el hombre y la vida

La creación del Hombre

En el primer capítulo se relata la creación del hombre y la entrega al hombre del poder y dominio sobre la creación:

1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; 

Dios crea primero a los animales, después crea al hombre y a la mujer a su imagen, sin establecer ninguna prioridad entre ellos.

En el segundo capítulo tras describir el mecanismo de la generación de la vida, por el ascenso del vapor, su condensación y posterior producción de lluvia, se indica que el hombre fue "formado" del polvo mediante la alfarería a imagen y semejanza del creador, dándole vida Dios mediante un soplo. En el idioma hebreo se usan dos palabras para describir la creación; la primera de ellas es la palabra que se traduce “crear” y que indica una obra del Dios omnipotente y sin material previo; la otra es la que se traduce “formado” que implica el uso de material preexistente. El hombre fue formado de material existente (barro), pero su constitución espiritual va más allá de lo natural.

2:4 Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos, 2:5 y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que naciese; porque Jehová Dios aún no había hecho llover sobre la tierra, ni había hombre para que labrase la tierra, 2:6 sino que subía de la tierra un vapor, el cual regaba toda la faz de la tierra. 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. 

El soplo de Dios en la nariz Adán de aliento de vida, se entiende como insuflar el espíritu de Dios (Espiritu Santo) en la materia inerte para dotar de vida al primer hombre, este aliento de vida se refiere a la cualidad animadora del Espíritu o puede interpretarse como que le incorpora respiración al ente orgánico dándole autonomía y movilidad.

El libro del Génesis menciona varias veces el "espíritu de Dios" o el "aliento de Dios". Para el judaísmo se trata de una cualidad de Dios, no de un ser autónomo pero para la teología cristiana estas son las primeras intervenciones del Espíritu Santo en la historia bíblica.

Asimismo, Dios aprecia que este ser no encuentra la ayuda o complemento que necesita y le de sentido, entre los animales, en definitiva no tiene pareja como si la tienen éstos.

2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. 2:19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. 2:20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; mas para Adán no se halló ayuda idónea para él.

Por ello le concede una compañía también humana.

Creación de la mujer en el Jardín del Edén

Pero en el mismo capítulo segundo estando el hombre en el Huerto o Jardín del Edén, Yahweh Elohim crea a Adán primero, luego a los animales y finalmente crea a Eva de una costilla de Adán, o de su costado según la traducción:


2:8 Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado

2:21 Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. 2:22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

2:23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. 

Entradas relacionadas:

EL EDÉN Y DESOBEDIENCIA DEL HOMBRE
EL JARDÍN DEL EDEN. EL HUERTO DE DIOS
SIGNIFICADO DEL PECADO ORIGINAL
ADÁN Y EVA EN LA CIENCIA

LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...