26 sept. 2012

ORÍGENES PROTOINDOEUROPEOS



A la izquierda, resumen de la propuesta de expansión de pueblos indoeuropeos, entre el 4000 a C y el 1000 a. C, de acuerdo con la hipótesis kurgánica, que más adelante mencionamos.


El término protoindoeuropeos se refiere a los individuos pertenecientes a una etnia o grupo de etnias del período calcolítico y la primera Edad de Bronce (ente el 4.500 y el 3.000 a. C.), que hablaban variantes del idioma protoindoeuropeo (entorno al 4.000 a. C.), aunque existió una lengua pre-protoindoeuropeo, y compartían patrones culturales similares.

El término protoindoeuropeos se refiere a los individuos pertenecientes a una etnia o grupo de etnias del período calcolítico y la primera Edad de Bronce (entre el 4.500 y el 3.000 antes de cristo), que hablaban variantes del idioma protoindoeuropeo y compartían patrones culturales similares, aunque existió también una lengua pre-protoindoeuropea. Existen distintas hipótesis sobre su ubicación inicial entre la Europa suroriental y el Asia central. El conjunto de hipótesis sobre la ubicación inicial de la patria primitiva son:
  • Cuarto milenio antes de cristo en Armenia, según la hipótesis armenia propuesta en el contexto de la teoría glottálica.
  • Quinto milenio antes de cristo en la estepa póntico-caspiana, de acuerdo con la hipótesis de los kurganes.
  • Quinto milenio en los Balcanes, si se excluye la rama anatolia, de acuerdo a la hipótesis de Colin Renfrew.
  • Sexto milenio antes de cristo en la India.
  • Sexto milenio antes de cristo en la Europa del norte según las propuestas de "Patria ampliada" de Lothar Kilian y Marek Zvelebil.
  • Séptimo milenio antes de cristo en Anatolia.
  • Séptimo milenio antes de cristo (o el sexto si se excluye la rama anatolia), según un estudio glotocronológico (es decir, lingüístico).
  • Antes del décimo milenio antes de cristo, según la Teoría Paleolítica de la Continuidad de Mario Alinei.
La cultura indoeuropea alcanzó ciertas ventajas sobre otros pueblos, como la ganadería equina, el carro o la agricultura del trigo, y se expandió hasta abarcar el espacio entre el Círculo Polar Ártico, el sur de Portugal y la India. Estos pueblos se expresaban en una lengua con características similares a las que se hablan hoy en la mayor parte Europa, Irán e India, incluyendo lenguas muertas como el latín o el hitita.


La falta de escritura durante el período protoindoeuropeo ha privado a los historiadores de datos fehacientes, pero algunos arqueólogos como Marija Gimbutas aventuran la hipótesis kurgánica, según la cual el tronco común a las culturas indoeuropeas sería una conjunto de gentes seminómadas que encontró sus fundamentos materiales en el caballo, la rueda, el desarrollo del metal, la agricultura y la ganadería.


Una característica cultural común en los protoindoeuropeos era que compartían una religión politesta con varios dioses celestiales. Posiblemente poseyeran algunas ventajas tecnológicas que les permitieron expandirse a costa de otros pueblos, aunque algunos autores argumentan sobre una base arqueológica que la expansión fue pacífica.

La cultura comparada permite especular que poseían  tradición poética, que usaron para cantar las hazañas de sus dioses y héroes que parece ser antiquísima. La cultura indoeuropea parece constituir la raíz de la civilización europea antigua, que en su acepción amplia, incluye a toda la cultura grecorromana, e incluso a las primeras culturas de Mesopotamia, como la sumeria y el Antiguo Egipto; así como de la civilización indoirania antigua.

Las lenguas indo-iranias son el grupo de lenguas indoeuropeas que cuentan con un mayor número de hablantes; además constituyen la rama más oriental de la familia indoeuropea. Las lenguas más destacadas de esta familia son el hindi-urdu (India, Pakistán), el bengalí (India, Bangladesh), el persa (Irán, Afganistán, Tayikistán), el pashtu (Afganistán) y el kurdo (Kurdistán).

Surgen por el sur de los Urales (Rusia), dividiéndose en distintas variedades según sus hablantes se fueron asentando hacia el sur del mar Caspio en Irán, Afganistán, India y Pakistán.


Historia del concepto

En conexión con el trabajo estrictamente lingüístico, durante el mismo siglo XIX se empezó a especular sobre el pueblo o pueblos originarios que hablaron el protoindoeuropeo. En esa época se concebía que dicho pueblo podía ser un grupo étnico racialmente homogéneo y con tradiciones uniformes, al que se llamó "raza aria".

A la derecha cráneo  dolicocéfalo
A principios del siglo XX, el filólogo germanista Gustaf Kossinna, tratando de unir las teorías lingüísticas con las raciales que caracterizaban a los indoeuropeos como dolicocéfalos rubios (con cráneo que tiene forma oval y alargada), afirmó que su origen era el Norte de Alemania. Poco después, el prehistoriador australiano Vere Gordon Childe publicó un libro titulado Los Arios, nombre con el que denominó al supuesto pueblo indoeuropeo primigenio. El término ario proviene del sánscrito arya 'noble', y los reyes persas como Darío el Grande -que eran indoeuropeos-se llamaban a sí mismos arios.


Las similitudes entre diferentes pueblos indoeuropeos a nivel cultural, religioso y lingüístico implican la existencia de una raza homogénea o el concepto indoeuropeo de pertenecería a la lingüística.

Aunque para que otros arqueólogos, como la reputada Marija Gimbutas, los pueblos protoindoeuropeos sitúen los orígenes indoeuropeos en los asentamientos de hace casi 7.000 años en las estepas de las riberas entre el curso medio e inferior del río Volga.




LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...