7 ene. 2013

AGUJEROS DE GUSANO Y VIAJE EN EL TIEMPO


Siendo los agujeros negros el fenómeno más asombroso detectado en el Universo, no lo son menos los agujeros de gusano. Así como los agujeros negros son alteraciones locales del espacio-tiempo, limitadas a un lugar concreto, los otros serían una especie de túneles topológicos que conectan entre sí regiones distantes del espacio-tiempo. En la teoría topológica cuántica de campo las funciones de correlación no dependen de la métrica del espacio-tiempo. Esto significa que la teoría no es sensible a los cambios en la forma del espacio-tiempo; si el espacio-tiempo se encorva o contrae, no cambian las funciones de correlación.


Estaríamos en la hipótesis túnel del tiempo, espacio-urdimbre o telar longitudenal que forma un tejido cósmico, o trama del espacio-tiempo.

Las ecuaciones de la relatividad general permiten pensar en la existencia de tales fenómenos, pero serían tan escurridizos que su existencia no sería observable. Según algunos físicos, en determinadas circunstancias, un agujero de gusano puede subsistir y permanecer abierto durante un tiempo bastante grande. Es preciso para ello que la densidad de la energía (su masa) permanezca negativa (concepto hipotético de la materia cuya masa es de signo opuesto a la masa de la materia normal).

Lo extraordinario de esta situación es que el objeto o la partícula podría llegar a su destino inculso antes de haber partido de su emplazamiento original. En el caso de que esta hipótesis fuese cierta cabe preguntarse si sería posible realizar una especie de máquina del tiempo o haberla construido ya una civilización extraterrestre.

Esta teoría ya se ha confirmado en parte por lo menos en el terreno de la física cuántica:

Según un artículo firmado por Xiao-song Ma, del Instituto de Óptica Cuántica de la Universidad de Viena publicado en Nature Physics, un grupo de físicos ha logrado algo modificar desde el presente un hecho que ya había sucedido con anterioridad.



La clave que permite este increíble comportamiento es conocido como el entrelazamiento cuántico, que consiste en una "unión íntima" entre dos partículas subatómicas sin importar a qué distancia se encuentren la una de la otra. Si dos partículas están "entrelazadas", cualquier modificación que llevemos a cabo sobre una se reflejará de inmediato en la otra, aunque ésta se encuentre en el otro extremo de la galaxia.


Aquí se han entrelazado dos partículas de luz (fotónes) y ahora, los investigadores lo han hecho cuando que alguna de ellas podría haber dejado ya de existir. Los investigadores han conseguido demostrar que acciones llevadas a cabo en el futuro pueden ejercer influencia en eventos pasados, al menos, hasta ahora, sólo en el campo de la Física Cuántica.

LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...