9 may. 2014

LEYENDA DE LA CONSPIRACIÓN INTRATERRESTRE NAZI

Una supersociedad secreta de iniciados estaría preparando al mundo para el advenimiento de "Aquel" del que Hitler no habría sido más que un precursor. Esta sociedad secreta se encontraba en el trasfondo del movimiento nacionalsocialista de Alemania, incluso detrás de la Sociedad Thule. Se trata de una superorganización de la que el nazismo histórico (y su liturgia hermética) no habría sido más que un experimento malogrado: La Orden Negra.

La región de los misterios

Según una leyenda y con el trasfondo de la guerra entre los servicios espionaje internacionales, el 5 de Julio de 1987 se transportó un objeto misterioso (el Talismán fálico del dios egipcio Seth),  hasta la isla noruega de los Osos, pasando por Montsegur, que se encuentra muy cerca del pueblo Rennes-le-Cháteau, ciudadela de origen visigodo, perteneciente a la región francesa de Rezés y epicentro de la efervescencia profética en Europa: tierra señalada como cuna del futuro Gran MonarcaEn todas las estaciones se habrían recogido partes de un mecanismo que permitiría emplear, de su ensamblaje con el Talismán de Seth, una poderosa arma psíquica de efectos devastadores. En la misma región la Orden Negra nazi mostró también interéspor otro asunto. Hitler, asesorado por Himmler, había sugerido al conocido esoterista Otto Rahn hacer investigaciones en ella en busca del Grial

La sociedad intraterrena

El núcleo de la Orden Negra se denomina La Argonde y los cuarteles generales se encuentran en un sistema de túneles que atraviesan los Andes y que se extienden por el mundo entero. Allí se hallarían los individuos que constituyen una avanzada aristocracia.

Seria una sociedad muy desarrollada tecnológicamente, cuyos miembros estarían dotados poderes psíquicos. Muchos de éstos son sabios y técnicos "desaparecidos". El gran avance de esa civilización debe mucho a los adelantos tecnológicos secretos de los nazis, concretamente a sus estudios de máquinas voladoras tipo platillo y a sus armas geofísicas, en las que habrían cooperado antiguos adeptos de las SS alemana.

La tecnología de esta civilización ha dominado la levitación y la desmaterialización. El gobierno americano no sería ajeno a estos experimentos. En octubre de 1943 supuestamente tuvo lugar el Proyecto Filadelfia sobre el río Hudson, al sur de Nueva York, durante el cual se hizo desaparecer a un buque con 168 personas a bordo. Según esta leyenda, seis meses más tarde aparecería en la Bahía de San Francisco, California, con la mayoría de la tripulación demente.

El almirante Dünitz había declarado en 1943: "...La flota submarina alemana está orgullosa de haber construido un paraíso terrestre secreto, una fortaleza inexpugnable para el Führer en algún lugar del mundo..."  Y Saint Loup cita en su obra Les Nostalgiques las declaraciones de un general de las SS: "La derrota militar es un accidente. El futuro del nacional-socialismo está asegurado de todas formas. Hemos preparado una base secreta en el archipiélago de la tierra del Fuego. Los hombres sobre los que reposa el futuro ideológico están instalados allá".

Las guerras kamamanásicas

La Orden Negra dispone de la posibilidad concreta de creación de sacudidas telúricas, talásicas, atmosféricas y otros fenómenos: son las armas geofísicas. Menos conocidas son las armas kamamanásicas (basadas en la creación de formas astrales con un propósito planetario).

Recordemos las declaraciones del teniente Edwards del 415 Escuadrón de Combate Nocturno de las USAF, a propósito de lo que vio en la noche del 23 de Noviembre de 1944 mientras su unidad patrullaba el Rhin: "Los nazis han lanzado algo nuevo a los cielos de Alemania. Se trata de extraños y misteriosos balones pequeños que surgen de improviso y que acompañan a los aviones enemigos encima de Alemania. Estos "balones de fuego" aparecen de pronto y acompañan a los aviones durante kilómetros. Parecen estar teleguiados desde tierra". El mismo general Eisenhower declaró que se trataba de una nueva arma secreta alemana.

A la espera del momento

La tecnologia material y psíquica de los moradores de las profundidades de los Andes no tiene parangón en nuestra civilización, y está basada en una visión de la realidad física muy distinta a la nuestra, alimentada por una curiosa manifestación natural que ellos denominan el Cheshkin ("nacido de las entrañas de la materia") que produce una especie de llama o fosforescencia verde con reflejos dorados. Las gentes de ese pueblo subterráneo estarían esperando a que tuviera lugar un acontecimiento de naturaleza planetaria. El momento que ellos esperan se presentará cuando el Cheshkin se solidifique. Saben que nuestra civilización se acerca a su fin.

El Gran Monarca, ovnis y control 

La Nueva Era se abre camino y uno de los nuevos paradigmas sería que la verdad ya no encarnará a nivel de la política. Estas nuevas tendencias determinan que el epicentro de la transformación ya no será un lugar sagrado o de peregrinaje, sino un personaje que representa las fuerzas cósmicas arquetípicas y sus correlativos campos morfogenéticos. Algunos lo llaman el Gran Monarca francés, otros el Emperador Dormido alemán. Todos estos personajes corresponden a un mismo arquetipo.

Aquel de quien Hitler quiso ser el precursor tal vez fallido sería alguien terrible. En cualquier caso esta revelación indicaría que este personaje forma parte de los arquetipos acompañantes del mito OVNI y que éste encarna la administración de la Nueva Era.

Exite una estrategia de la Guerra entre los Servicios de Información y las Sociedades Secretas por ampararse del Nuevo Mito, asociado al Fin del Tiempo. Según afirmaban Jung, Guenón y otros "... las corrientes mentales están sometidas a leyes bien definidas y el conocimiento de esas leyes permite una acción mucho más eficaz que el uso de medios totalmente empíricos". Así, gracias a las ondas arquetipicas emitidas por La Orden Negra (supertecnología psicotrónica), la nación u organización que se apodere del Mito de los OVNIS tendrá el dominio del planeta y podrá conquistar el mundo.

LAS LEYENDAS SOBRE DRAGONES

El dragón (del latín draco, y este del griego drákon, serpiente) es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias cultura...